Vidrio filtrante activo AFM grado-3 en 21 kg

  • Vidrio filtrante activo AFM grado-3.
  • Saco de 21 kg.
  • Granulometría: 2-6 mm.
  • Válido para todos los tipos de filtros de arena.
  • Máxima eficiencia en retención de partículas (ver gráfica).
  • Reduce la demanda de agua.
  • Para filtros con diámetro superior a 1000 mm:
        70% de AFM grado-1 (parte superior)
        15% de AFM grado-2 (parte intermedia)
        15% de AFM grado-3 (parte inferior)

Más detalles

43,90€ IVA incluido

13,77€ de Envío + info

Vidrio filtrante activo AFM

Los medios filtrantes activados AFM son un reemplazo directo para la arena, duplicando el rendimiento de los filtros de arena sin la necesidad de inversiones adicionales en infraestructura. AFM resiste la bioincrustación, la biocoagulación y la canalización transitoria de los agujeros de gusano del agua sin filtrar y nunca necesita ser recargada o reemplazada.

AFM es un producto de alta ingeniería fabricado a partir de un tipo de vidrio específico, procesado para obtener el tamaño y la forma de partícula óptimos. Luego se expone a un proceso de activación de 3 pasos para aumentar su área de superficie hasta 300 veces para un rendimiento superior de filtración mecánica y electrostática

¿Qué es la activación del AFM?

La activación del AFM es un proceso patentado en tres etapas donde la estructura de la superficie del vidrio se cambia a nivel molecular. El vidrio es un alumino silicato y el proceso de activación utiliza propiedades existentes del vidrio. Es por ello que Dryden Aqua sólo utiliza cristal de contenedores verdes.

Adicionalmente este proceso de producción realza las propiedades del cristal:

  1. Incrementa las propiedades catalíticas
  2. Controla la densidad de carga de la superficie
  3. Incrementa el área de superficie

Test 1: Eficiencia en retención de diferentes tamaños de partículas

AFM retiene más de un 95 % de todas las partículas en el agua hasta 4 micras. Lo mejor que puede conseguir una arena de la mejor calidad y otros cristales triturados son 20 micras con una eficiencia del 95%. El AFM grado 0 es capaz de retener partículas de 1 micra con una eficiencia del 95%. El AFM grado 0 se ha desarrollado para una filtración óptima donde no se utilizan floculantes. Los resultados se han obtenido con filtros operando a una velocidad de 20 m/hora sin floculantes. Por ello los resultados corresponden a una comparativa directa entre los diferentes medios de filltrado. A velocidades más bajas, el AFM® mejora de manera exponencial.

Test 2: Diferencial de presión vs masa inyectada

Se inyectaron partículas ISO CTD al agua de proceso para testar la capacidad de los diferentes medios en retener las partículas del agua. Cuando las partículas se retienen de la suspensión, la presión debe de incrementarse gradualmente en el medio de filtrado hasta que eventualmente se bloquée. Otros medios como el Vitrosphere fueron lineales ya que la mayoría de las partículas simplemente atravesaban el medio de filtrado. El cristal de Astral mostró ser muy inestable y dejaba pasar sólidos retenidos de nuevo al agua.

La habilidad de retener partículas es muy importante en cualquier sistema de filtración. En sistemas de agua potable y piscinas donde la enfermedad de criptosporidiosis supone un riesgo significante, los filtros deben de ser estables y capaces de retener parásitos. La arena y el AFM fueron los únicos productos en ofrecer una barrera de filtración estable.

Test 3: Eficiencia en lavados

La cantidad de material expulsado durante un tiempo determinado de lavado, se midió con todos los medios de filtrado. Los datos del gráfico confirman una eficiencia en lavados del 97% para el AFM y la arena. El AFM 0 consiguió un 100%. El cristal triturado más cercano fué el Garofiltre con un 93% seguido de Astral con un 92% y EGFM con un 88%. Lo que se retiene en un filtro debe de también poder salir. Si esto no ocurre, la materia orgánica retenida estará sujeta a un metabolismo bacterial provocando una posible bio-coagulación del medio de filtrado a causa de los alginatos segregados por las bacterias y por las capas de biofilm mineralizado.