Mantas de protección piscina

El agua de la piscina se mantiene más limpia, por lo que se reduce el nº de horas de funcionamiento de la depuradora y lo más importante.

Mostrando 1 - 9 de 9 items

Las mantas de protección para piscinas son aquel accesorio capaz de proteger a la misma durante todo el año. Son también conocidas como cobertores para piscinas y suelen estar hechas en su mayoría de plástico PVC, un tipo de plástico muy maleable que es capaz de mantener mucho más limpia y aseada el agua de la piscina.

Aunque no lo parezca, mucho es lo que se puede desvelar en cuanto al tema de las mantas de protección se refiere. Más, cuando no se sabe qué tipo de manta comprar para tu piscina ni cuál es el precio promedio de estas mantas que pueden alargar las horas de diversión en los días más calurosos del año. ¿Qué es todo lo que hay que saber sobre las mantas de protección de las piscinas entonces?

Características de las mantas de protección para piscinas

La principal característica de las mantas resulta ser el tema de sus materiales de fabricación. Estos mismos, como ya se indicó con anterioridad, suele ser plástico PVC que mantiene alejado cualquier impureza del área que tanto está protegiendo.  No obstante, el PVC solo recubre lo que vendría siendo el material principal de las mantas de protección, el cual no es otro más que el poliéster, un tejido resistente y altamente maleable que le da a la manta resistencia, durabilidad y practicidad de uso al mismo tiempo.

Aunque el PVC puede ser tóxico en algunas ocasiones, en esta clase de productos no hay que preocuparse al respecto. Este accesorio para piscinas no contamina y no perjudica a quien lo esté tocando directamente.

Otras de las muchas características de las mantas de protección para piscinas incluyen:

  • Una adherencia a la superficie de la piscina de aproximadamente 60 N por cada 5 centímetros.
  • Una resistencia a la tracción de 180/250 daN/5 centímetros, lo cual impide que la lona de protección salga disparada o quede tensada una vez está instalada.
  • Una resistencia de desgarro promedio de 250/250 N, lo cual garantiza que es capaz de alcanzar altos niveles de tensión sin que la misma se rasgue. Además, esto también demuestra que puede soportar un peso relativamente alto sin que se dañe o deforme la manta protectora de la piscina.
  • Espesor de 0,55 milímetros, lo cual le brinda la ligereza suficiente como para que sea fácil de desmontar y montar respectivamente. Prueba de esto último dicho es su peso promedio de 550 g/m2.

¿Por qué comprar una manta de protección para piscinas?

Si tienes una piscina en casa, querrás que la misma permanezca en las condiciones más óptimas posibles para que pueda ser usada cotidianamente, ¿cierto? Pues bien, si es así entonces esta es la razón fundamental del porqué deberías comprar una manta de protección para piscinas. ¡Las ventajas que estas proveen son incalculables!, siendo alguna de estas las siguientes:

  • Protección total de la piscina ante agentes externos a la misma, pudiendo impedir el paso de hojas y poluciones al agua de la piscina.
  • Mantienen el agua a una temperatura agradable en épocas de invierno.
  • Reduce la cantidad de cloro que debes usar durante todo el año, cosa que te ayudará a ahorrar a largo plazo en el mantenimiento de la piscina.
  • Puedes proteger a los más pequeños de la casa de una posible caída en la piscina.
  • Ya que el agua está más limpia, se reduce drásticamente las horas de trabajo de la depuradora, lo cual hace que dediques menos tiempo a su mantenimiento.

¿Cuál manta de protección para piscina comprar?

Curiosamente, existen mucha variedad de marcas para mantas de protección en piscinas en el mercado. No obstante, la más recomendable de todas es sin duda alguna la marca Quimipool, la cual tiene una gran variedad de tamaños disponibles para mantas de piscinas que pueden ser fácilmente adaptables y montables  a cualquier tamaño de piscina que se te ocurra. Además, también cuentan con características únicas que las hacen posicionarse como una de las mejores mantas para proteger las piscinas. Dichas características son:

  • Inclusión de franja central de malla de poliéster, la cual funciona como filtrante de aguas pluviales.
  • Diversidad de tamaños en las mantas de piscina, abarcando desde 6x3 metros, hasta 10x5 metros.
  • Mantas tratadas de manera especial para contrarrestar los rayos UV, el moho y las algas por igual.
  • Solapas de cierre a la luz.
  • Inclusión de anclajes de latón y amarres con hebillas y desplazables capaz de tensarse.

Ahora, no queda más que hacer sino buscar esa manta de protección que mejor se adapte a tu piscina. ¿Qué esperas?