Prepara tu piscina para el verano

Prepara tu piscina para el verano

¿Todos los años te pasa lo mismo y acabas haciéndolo todo a última hora? ¡Que no te pase este verano!

¡Antes del primer chapuzón!

1. Invita a un amigo

Eso es, invita a un amigo para que te ayude, por ejemplo, a cambio de una barbacoa. ¿Y por qué? Pues porque preparar la piscina para el verano es mejor entre 2 que uno solo.

2. Limpieza de piscinas

¡No esperes a la llegada del calor!

Revisa que los skimmers y el cestillo de la bomba no estén obstruidos por hojas o cualquier otro tipo de restos.

Limpia el agua de la piscina con el recogehojas y pasa el limpiafondos.

Comprueba también que no haya algas.

3. Mantenimiento de piscinas

Control de cloro y ph

Para disfrutar plenamente de la piscina sin riesgo de aparición de algas ni irritaciones en los ojos y en la piel, es importantísimo que los niveles de cloro y pH sean los adecuados. 

Recuerda que el nivel de pH debe estar entre 7,2 y 7,4.

Además de esto, ¿sabías que el pH afecta a la efectividad del cloro?


4. Instalación piscina

Llegamos a la parte más delicada, la instalación. Hay que comprobar que todos los elementos funcionen adecuadamente:

   - ¿Funciona correctamente la BOMBA? ¿Hace algún ruido extraño?

   - ¿Desde cuándo no cambias la arena del FILTRO? Es aconsejable cambiarla cada 3 ó 4 años. Hazlo tú mismo, no es tan díficil. Incrementa las horas de filtración: 4 horas por la mñana y 4 horas por la tarde. Y recuerda: no filtres por la noche.

   - ¿Y la VÁLVULA SELECTORA? Si su estado no es el adecuado, no realizará bien todas sus funciones. ¿Y cómo compruebo el estado de la válvula selectora?

¿Tienes cloración salina? No te olvides de revisar la CÉLULA y el REGULADOR DE pH: bornes, juntas, válvulas, rácords... ¿Sabes las ventajas de tener un clorador salino?


Y ya para terminar, echa un vistazo al siguiente vídeo:


¿Está todo en perfectas condiciones? ¡Pues al agua! Y recuerda que en Quimipool estamos para ayudarte a mejorar la experiencia en tu piscina.


Categorias : Hazlo tú mismo

Compartir este contenido